Inicio

 

La AU PAIR IN IRELAND ofrece la manera más rápida para los quien vino a estudiar a Irlanda y está dispuesto a trabajar como au pair, es decir, asumiendo la responsabilidad por el cuidado de los niños de una familia.

Este tipo de intercambio proporciona, además de la indemnización, experimentar intensamente la cultura del país, ya que la función del au pair es tomar durante algunas horas del día el papel de un hermano mayor u otro familiar – de ahí el uso de la expresión francesa, lo que significa “igual” o “par”.

Mientras que muchas agencias ofrecen este tipo de intercambio, la AU PAIR IN IRELAND funciona de manera distinta, lo que lleva la agilidad y el trato personalizado con el proceso de contratación de la au pair.

Comprenda por qué somos distintos

En otras agencias, la candidata a aupair llena un registro y espera que una familia lo visite, mientras los cientos disponibles. Ya las familias publican ofertas de empleo y recibir una gran cuantidad de propuestas a evaluar. Por lo tanto, la selección de la au pair puede tomar mucho tiempo para que tanto la familia como a las candidatas.

La AU PAIR IN IRELAND dispone un acceso directo a este proceso mediante una cuidadosa selección de las candidatas de acuerdo a los perfiles de las familias. Para eso, se basa en su experiencia en el mercado desde hace ocho años, la construcción de una sólida relación de confianza con los padres irlandeses. Hoy en día nuestra base de datos reúne más de tres mil familias!

Sumado a esto, la AU PAIR IN IRELAND guía las familias y las candidatas acerca de cómo comportarse en la entrevista de selección de la au pair y toda la burocracia, así como los aspectos culturales y prácticos involucrados en esta delicada relación de trabajo.

Importante

 Para aplicar para un puesto de trabajo a través de nuestra agencia usted debe tener la edad mínima de 18 años y estar matriculado en una escuela irlandesa acreditada, en la cual se estudie al menos 15 horas por semana. Hombres también puede inscribirse, pero recuerda que la gran mayoría de las familias, por razones culturales, prefiere contratar a las cuidadoras del sexo femenino.